Ansiedad Generalizada: síntomas y tratamiento

El trastorno de ansiedad generalizada (TAG) se caracteriza por un miedo y preocupación excesiva por actividades y situaciones cotidianas como el dinero, la salud, el trabajo, etc. Además, las personas que lo padecen viven en un estado de ansiedad constante y siempre esperan el peor escenario de todos los posibles. El miedo excesivo a perder el trabajo, a suspender un examen o a que un hijo tenga un accidente son ejemplos de situaciones frecuentes en este tipo de ansiedad.

Se trata de miedos excesivos, irracionales y que van más allá de una simple preocupación.

Las personas con ansiedad generalizada presentan grandes dificultades para relajarse y para dejar de preocuparse. Viven con un gran malestar que acaba afectando negativamente a las diferentes áreas de sus vidas, como el trabajo o las relaciones sociales.

Síntomas del Trastorno de Ansiedad Generalizada

Según los criterios del Manual de Diagnóstico de los Trastornos Mentales (DSM-V), la ansiedad y preocupación se asocian a tres o más de los siguientes seis síntomas (En el caso de los niños, solo se requiere cumplir con un ítem):

  • Inquietud o sensación de estar atrapado o con los nervios de punta
  • Fácilmente fatigado
  • Dificultad para concentrarse o mantener la mente en blanco
  • Irritabilidad
  • Tensión muscular
  • Problemas de sueño (dificultad para dormirse o para continuar durmiendo, o sueño inquieto o insatisfactorio

La ansiedad y preocupación causa un gran malestar y deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes. Siendo sumamente difícil para el individuo poder controlar dicha preocupación.

Tratamiento para la ansiedad

Actualmente, la ansiedad generalizada o cualquier otro tipo de ansiedad puede ser tratado eficazmente con la terapia psicológica.

En concreto, la terapia cognitivo-conductual ha demostrado ser la mejor alternativa para tratar los problemas de ansiedad y depresión. Además, a diferencia de los fármacos, la terapia psicológica no supone ningún riesgo para la salud ni efecto secundario.

Diferentes organizaciones como National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE), la Organización Mundial de la Salud (OMS) o la Federación Mundial de la Salud Mental (WFMH) recomiendan la terapia cognitivo-conductual (TCC) como tratamiento de primera elección para casos de depresión leve y moderada, trastornos de ansiedad y fobias específicas.

Si necesitas un psicólogo en Dénia o un psicólogo online especialista en ansiedad y autoestima no dudes en contactar conmigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *