Ansiedad

  • ¿Tienes síntomas que te causan gran malestar como taquicardia, falta de aire, contracturas, u otros similares?
  • ¿Tienes miedo a la sensación de perder el control, desmayarte o de sufrir un infarto?
  • Sientes que los demás no te comprenden y eso aún te frustra más?
  • ¿Te gustaría enfrentarte a diferentes situaciones de forma tranquila y sin los miedos que te paralizan?

La ansiedad es una emoción que se activa como si fuera un mecanismo de defensa ante situaciones peligrosas o amenazantes. De esta forma, todo nuestro organismo se pone en marcha para actuar y hacer frente o para evitar dicha situación peligrosa.

El problema viene cuando la ansiedad se activa en situaciones que realmente no son peligrosas ni supone una amenaza para nosotros como por ejemplo, hablar en público o subir en ascensor. En estos casos, como ya hemos dicho, no hay un peligro real pero de alguna manera lo interpretamos como peligroso y nuestra ansiedad se activa de manera intensa, generando un gran malestar y angustia.

Podemos decir que la ansiedad se activa en función de la interpretación que hacemos de la realidad y del mundo que nos rodea. Estas interpretaciones las hemos aprendido a partir de experiencias anteriores y por lo tanto, tenemos la capacidad de controlar y gestionar nuestras emociones, así como de hacer interpretaciones de las situaciones de manera menos dañina para nosotros y para nuestra salud.

¿Qué vas a conseguir trabajando la ansiedad en terapia conmigo?

  • Comprender por qué tienes ansiedad, así como las causas y factores que la mantienen. Ya que, para enfrentarte a tu ansiedad debes conocerla.
  • Aprender a identificar y frenar aquellos pensamientos negativos que te están saboteando, que te mantienen en tu “zona confort” y en un círculo vicioso que te genera cada vez más malestar.
  • Conocer las técnicas más eficaces demostradas hasta el momento para detectar y hacer frente a esos pensamientos negativos del tipo: “no voy a ser capaz”, “soy un fracasado”, “todo me sale mal”, etc.
  • Gestionar eficazmente tus emociones y disminuir tus síntomas de ansiedad.
  • Hacer frente a esas situaciones que te causaban miedo o ansiedad de manera tranquila y con confianza en ti mismo.
  • Mejorar otras áreas de tu vida que se han podido ver deterioradas o perjudicadas por tu ansiedad.
  • Aumentar tu confianza y autoestima para tener una mayor calidad de vida.
  • Mejorar tu salud a largo plazo. La ansiedad y estrés prolongado en el tiempo puede derivar en diferentes problemas físicos: contracturas musculares, problemas digestivos, mayor presión arterial, etc. Vivir sin ese nivel de ansiedad es invertir en tu salud.

¿Quieres saber más? Haz click en el siguiente botón para ver qué opinan quienes ya han trabajado conmigo.