Fobias

  • Cuando estás delante de aquello que te causa temor, ¿vives la situación con una gran angustia y con la sensación de que te vas a desmayar o a dar un ataque de pánico?
  • ¿Evitas aquello a lo que sientes temor o fobia por miedo a padecer síntomas de ansiedad o a perder el control?
  • ¿Te gustaría poder enfrentarte a aquello a lo que temes y sentirte más libre e independiente o sentir que tú tienes el control de la situación?

Una fobia es un miedo intenso e irracional a una situación, objeto o estímulo específico. Decimos que es irracional porque dicho estímulo fóbico en realidad no entraña ningún peligro. Sin embargo, la persona que padece la fobia lo interpreta como algo peligroso o dañino y anticipa que dicha situación, objeto o estímulo va a traer consecuencias negativas y/o desastrosas.

Muchas veces, una fobia nos puede limitar y hacernos dependientes de los demás, por ejemplo, en el caso de la fobia a conducir. Esta sensación de depender de otros y no poder enfrentarnos a nuestros miedos puede afectar a nuestra autoestima y confianza en nosotros mismos, y por lo tanto, afectar a otras áreas de nuestra vida.

¿Qué vas a conseguir al trabajar tu fobia conmigo?

  • Vas a aprender estrategias que te permitan reducir al máximo la ansiedad y malestar que te genera enfrentarte a aquello que te causa temor.
  • Vas a aprender a detectar y frenar aquellos pensamientos negativos que están alimentando tu fobia.
  • Vas a aprender a exponerte a aquello que te causa temor de forma progresiva y en un entorno controlado y fuera de cualquier peligro.
  • Al finalizar, podrás enfrentarte a tu fobia sin esos síntomas de ansiedad que tanto malestar te generan.
  • Dejarás de depender de otros porque te sentirás con la confianza suficiente de enfrentarte tú solo a aquello que te causaba fobia.
  • Al tener mayor control sobre tu vida y sobre tus miedos, fortalecerás tu autoestima y confianza. Y eso se verá reflejado de forma positiva en otras áreas de tu vida.

TIPOS DE FOBIAS:

FOBIAS ESPECÍFICAS: Aquí entra un gran abanico de estímulos a los cuáles poder tener fobia: Animales, insectos, objetos, transportes, situaciones, etc.

AGORAFOBIA: Se trata de un gran temor y ansiedad que aparece cuando la persona se encuentra en lugares o situaciones donde escapar puede resultar difícil o embarazoso o donde, en caso de aparecer un ataque de pánico inesperado, la persona no pueda obtener ayuda. Normalmente, estos temores se dan en situaciones en las que la persona tiene que estar a solas fuera de casa, hacer cola, viajar en autobús o en tren o situaciones similares.

ATAQUE DE PÁNICO: Un ataque de pánico es una reacción de miedo y ansiedad muy intensa que aparece de manera repentina y brusca. Se acompaña de un gran número de síntomas que puede variar de una persona a otra. Por ejemplo: taquicardia, sudor, temblores, sensación de ahogo, opresión en el pecho, mareo o desmayo, etc.

También existe un miedo intenso a perder el control, volverse loco o padecer un infarto, lo que produce que aumente la ansiedad que lleva a dicho ataque de pánico.

FOBIA SOCIAL: En este caso nos referimos a un miedo intenso a ser juzgado, ridiculizado o valorado de manera negativa por los demás y que en ocasiones puede desencadenar en un ataque de pánico. Ese miedo viene acompañado por sensaciones físicas vividas con un gran malestar. Por ejemplo: sudor frío, temblores, bloqueo mental, sequedad de boca, etc.

La persona con fobia social tiende a evitar aquellas situaciones que le genera esa ansiedad y malestar, como situaciones sociales o actuaciones en público donde se ve expuesto a una posible evaluación por parte de los demás.

Es conveniente tratar la fobia cuando se vive con un gran malestar e interfiere en la vida de quien la padece. El objetivo final de tratar la fobia es que la persona pueda enfrentarse sin miedo y sin el malestar de los síntomas físicos a aquella situación, objeto, etc,. que le generaba ansiedad

¿Quieres saber más? Haz click en el siguiente botón para ver qué opinan quienes ya han trabajado conmigo