Mareos por ansiedad

¿Qué son los mareos por ansiedad? ¿Por qué se producen y cómo combatirlos?

Descubre por qué no te vas a desmayar por tener esa sensación de mareo producida por la ansiedad

La ansiedad es uno de los problemas más frecuentes a nivel mundial. Es muy común que todos hayamos pasado en alguna ocasión por un momento puntual de ansiedad y estrés intenso. Normalmente, se puede sentir taquicardias, sensación de falta de aire, mareos por ansiedad, hiperventilación u opresión en el pecho.

Las personas que padecen estos problemas de ansiedad, como agorafobia, ataques de pánico, fobia social, etc., presentan una sintomatología muy variada y amplia, pudiendo variar de un individuo a otro.

Sin embargo, aunque todos los síntomas se viven con gran miedo y malestar, en este artículo me centraré en abordar los mareos por ansiedad. Ya que se trata de uno de los síntomas más comunes y temidos por las personas que acuden a la consulta.

¿Qué son los mareos por ansiedad?

En primer lugar, cuando aparece un mareo hay que descartar causas físicas o biológicas que puedan provocarlo. Una vez hecho esto, podemos observar que un mareo por ansiedad es diferente de uno provocado por causa física porque presenta los siguientes síntomas:

  • Sensación de mareo que aparece de forma repentina
  • Suele aparecer ante situaciones concretas
  • No se encuentra causa física que explique el mareo
  • Aturdimiento
  • Inestabilidad o pérdida de equilibrio
  • Las personas se refieren a una sensación de que le da vueltas la cabeza más que a una sensación de que el entorno da vueltas.
  • Debilidad general
  • El mareo por ansiedad se produce y se agrava después de pasar por una situación muy estresante

¿Por qué se producen los mareos por ansiedad?

Muchas veces, esta sensación se produce a raíz de una pauta de respiración en la que, sin darnos cuenta, cogemos más aire del que soltamos. Esta forma de respirar hace que entre más oxígeno del necesario en nuestro cuerpo y disminuye el dióxido de carbono. Como consecuencia, el organismo necesita equilibrar esa descompensación y por ello se notan esos mareos.

Otra causa es la tensión muscular. Cuando una persona vive con miedo a enfrentarse a determinadas situaciones o está pasando por una situación estresante, sus músculos se tensan como mecanismo de defensa. Esta tensión se suele centrar sobretodo en la zona cervical, provocando que se dificulte la entrada de oxígeno en el cerebro, produciendo una sensación de mareo.

A modo de conclusión, podemos decir que nuestro organismo se pone en estado de alerta para enfrentarnos o escapar de una situación que hemos interpretado como peligrosa.

Pierde tu miedo al desmayo

Las personas que sufren mareos por ansiedad viven con un miedo muy intenso a que esos mareos se transformen en desmayos y pérdida de la consciencia. Este miedo se acentúa cuando están solas, ya que en caso de desmayo no habría nadie para ayudarlas. Agravando también, un miedo a morir como consecuencia del desmayo.

Sin embargo, este miedo a sufrir un desmayo, perder el conocimiento y morir, hace que estas personas agraven sus propios síntomas de ansiedad. Provocando en este caso, un mareo más intenso, una excesiva vigilancia y preocupación ante cualquier detalle que indique que se está mareando. Esto, unido a una interpretación con consecuencias desastrosas de dicho mareo, hace que la ansiedad aumente en vez de disminuir.

En la mayoría de las ocasiones, estos miedos son producidos por simple desconocimiento de cómo funciona nuestro cuerpo. Por eso resulta fundamental saber por qué no te puedes desmayar cuando sientes un mareo por ansiedad.

Para empezar a perder ese miedo al desmayo y sus consecuencias, puedes empezar por hacerte estas preguntas:

  • De las veces que te has sentido mareado, ¿cuántas veces te has desmayado?
  • Si no has llegado a desmayarte nunca a raíz de estos mareos por ansiedad, ¿qué te hace pensar que esta vez sí que te vas a desmayar?

Descubre qué hace falta que pase en tu cuerpo para desmayarte

Para que se produzca un desmayo hace falta que haya una bajada brusca de la presión sanguínea. Por eso es común que oír que alguien se ha desmayado por una bajada de tensión.

Sin embargo, ¿qué le pasa a tu corazón cuando notas que te estás mareando y que estás más nervioso? Cuando se trata de un mareo por ansiedad, el corazón late más deprisa y con más fuerza. Es decir, aumenta la presión sanguínea.

Como puedes ver, es contradictorio desmayarse cuando está aumentando la presión sanguínea al mismo tiempo. Aunque existe una excepción. Es el caso de la fobia específica a la sangre y agujas, donde sí que puede producirse un desmayo.

Sigue estos consejos para combatir tus mareos por ansiedad

En primer lugar, trata de identificar las causas de tu ansiedad. Sobretodo, esos momentos estresantes o que no sabes cómo afrontar y que hacen que te sientas más mareado, entre otros síntomas.

Practica técnicas de relajación: La técnica de relajación muscular progresiva es especialmente útil para prevenir estos mareos. Ya que se trata de identificar y relajar zonas de nuestro cuerpo en tensión como la zona cervical, que puede causar o agravar los mareos.

Elimina tus pensamientos catastrofistas sobre los mareos: Si le quitas importancia al mareo y sabes por qué no te vas a desmayar, es más fácil que el síntoma vaya desapareciendo. Cuestiona la veracidad de tus pensamientos y no alimentes tu miedo.

Realiza ejercicio físico: Es muy eficaz para disminuir tu nivel general de ansiedad y mejorar tu estado de ánimo.

Es importante que mantengas unos buenos hábitos alimenticios y de descanso. Según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Aberdeen (Reino Unido) y publicado en el Journal of Endocrinology, los malos hábitos alimenticios se han relacionado con los trastornos de atención, estados de ánimo, comportamiento y ansiedad.

Muchas veces, es necesario acudir a un psicólogo que pueda guiarte y abordar más en profundidad todo el problema de tu ansiedad.

Si necesitas un psicólogo online o un psicólogo a domicilio en Dénia y alrededores, no dudes en contactar conmigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *